Uso de mascarilla y guantes, higiene.

La mascarilla 😷

En estos momentos el uso de mascarilla es obligatorio en todo lugar que no sea el domicilio propio y el automóvil, siempre que lo usen las personas del núcleo familiar.

La protección que nos da el usar una mascarilla se resume en evitar que nuestra mano vaya a nuestra cara en el gran número de veces al día que nos tocamos sin querer.

La protección que le proporcionamos a los demás al usar mascarilla, es “parar” en la medida de lo posible, nuestras secreciones.

Los «peligros al usar mascarilla»:

  • Las quirúrgicas no deben utilizarse más de 2-3 días seguidos (por dentro estará húmeda de nuestras secreciones).
  • Las domésticas o de tela (3 capas) tienen la caducidad según un número de lavados
  • Nunca se deben intercambiar mascarillas.
  • Que su uso no nos de una “falsa seguridad” no podemos tocar con las manos la mascarilla por fuera o no guardar una distancia de seguridad
  • No se pueden usar por ambas caras, no girar.
  • Las mascarillas de tela, domésticas, son las menos seguras ante un paciente infectado (no deberían usarse ante esa situación).

Las mascarillas se clasifican según “Filtering face piece” (FFP) o su capacidad de filtración.

  • La FFP 3 98% de eficacia de filtración mínima, 2% de fuga hacia el exterior. Es eficaz contra bacterias, virus y esporas de hongos. Para actividades de elevado riesgo.
  • La FFP 2 92% de eficacia de filtración mínima, 8% de fuga hacia el exterior. Impide que inhalemos fluidos tóxicos de polvo, aerosoles y humos. Para actividades con bajo o moderado riesgo.
  • La FFP 1.  «Mascarilla quirúrgica» 78% de eficacia de filtración mínima, 22% de fuga hacia el exterior. Protege de residuos no tóxicos y no fibrogénicos de polvo o aerosoles. Impide que se inhalen estos y los olores molestos.

Lo ideal es que cuanto más riesgo de exposición mejor tipo de mascarilla.

En estos momentos, la mascarilla que mejor protege es la FFP2

La OMS recomienda para el correcto uso de una mascarilla:

  1. Antes de ponernos una mascarilla, nos tenemos que lavar las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  2. Cubrir la boca y la nariz con la mascarilla, para asegurarnos de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  3. Evitar tocar la mascarilla mientras se usa; si la tocamos por fuera, nos tenemos que lavar las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  4. Cambiar de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilizar las de un solo uso. 
  5. Para quitarse la mascarilla: quitarla por detrás (no tocar la parte delantera de la mascarilla); tirarla inmediatamente en un recipiente cerrado; y lavarse las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Sobre el uso de guantes 🧤

Existen de muchos materiales, los más recomendables son los de vinilo o nitrilo, ya que no suelen ser alergénicos, fenómeno que puede ocurrir con los guantes de látex.

No es necesario que sean estériles.

Su uso es necesario:

  • Para el cuidado de un paciente COVID-19 y la desinfección de sus zonas de uso. Para la manipulación y retirada de sus residuos.
  • Para la manipulación de productos en un supermercado.
  • Para el contacto con personas en rojo.
  • El contacto con superficies comunitarias que creamos que pueden estar contaminadas. Ante una situación de transmisión comunitaria.

Lo más importante en el uso de guantes es saber cómo quitárnoslos sin contaminarnos.

Uso de mascarilla y guantes, higiene. 1
Estirar de la zona sucia.
Uso de mascarilla y guantes, higiene. 3
Girar el guante volviéndolo del revés.
Uso de mascarilla y guantes, higiene. 5
Meter los dedos por debajo del guante para no tocar la zona contaminada.

· Lavarse las manos (OMS):🤲🏻

  • Antes de manipular alimentos cocinados o listos para comer.
  • Antes y después de manipular o preparar alimentos crudos.
  • Después de manipular alimentos envasados o empaquetados.
  • Después de manipular residuos.
  • Después de las tareas de limpieza.
  • Antes y después de usar el baño.
  • Después de sonarse la nariz, estornudar o toser.
  • Antes y después de comer o beber.
  • Después de manejar dinero, plásticos u objetos metálicos.